Visado

Artículo 66. Estatutos particulares del COAGC

1. El visado tiene por objeto, al menos:

  1. Acreditar la identidad del arquitecto o arquitectos responsables y su habilitación actual para el trabajo de que se trate, utilizando para ello los registros de colegiados previstos en el artículo 4.1.a de los presentes Estatutos.
    Son condiciones habilitantes en cada caso, además de la titulación y colegiación correspondientes, la ausencia de sanciones penales o disciplinarias de inhabilitación profesional, o de causas de incompatibilidad legal respecto del trabajo en concreto de que se trate.
  2. Comprobar la corrección e integridad formal de la documentación en que deba plasmarse el trabajo con arreglo a la normativa de obligado cumplimiento de pertinente aplicación en cada caso.
  3. Efectuar las demás constataciones que le encomienden las Leyes y disposiciones de carácter general de ámbito estatal o autonómico.

En todo caso, el visado expresará claramente cuál es su objeto, detallando qué extremos son sometidos a control e informará sobre la responsabilidad que, de acuerdo con lo previsto en el apartado 4 del presente artículo, asume el Colegio. En ningún caso comprenderá los honorarios ni las demás condiciones contractuales, cuya determinación queda sujeta al libre acuerdo entre las partes, ni tampoco comprenderá el control técnico de los elementos facultativos del trabajo profesional.

2. Cuando se trate del visado de trabajos profesionales a cargo de una sociedad profesional debidamente inscrita en el Registro colegial de Sociedades Profesionales, el mismo podrá expedirse, a elección de la sociedad profesional, bien a favor de esta, bien a favor del arquitecto o arquitectos colegiados que se responsabilicen del trabajo.

3. Un Reglamento colegial establecerá los detalles del procedimiento de visado. En todo caso, el plazo para resolver no excederá de veinte días hábiles a contar desde la presentación del trabajo, salvo suspensiones acordadas para subsanar deficiencias, las cuales no podrán exceder del plazo total de un mes. Cuando la resolución fuere denegatoria habrá de ser motivada y notificada en debida forma.

4. En caso de daños derivados de un trabajo profesional que haya visado el Colegio, en el que resulte responsable el autor del mismo, el Colegio responderá subsidiariamente de los daños que tengan su origen en defectos que hubieran debido ser puestos de manifiesto por el Colegio al visar el trabajo profesional, y que guarden relación directa con los elementos que se han visado en ese trabajo concreto.

5. El Colegio hará público los precios de los visados de los trabajos, que podrán tramitarse por vía telemática. Los precios deberán ser razonables, no abusivos ni discriminatorios